Foto de Héctor F. Gerena Ramos

El Plan de Manejo del Bosque es un documento administrativo que sirve de guía para la utilización, protección y conservación de nuestro Bosque Nacional El Yunque. Este documento sirve además para establecer relaciones socioeconómicas sustentables entre los recursos del bosque y los diversos públicos interesados en él, incluyendo las comunidades y municipios cercanos, los agricultores y cazadores de la zona, y los sectores académicos, ambientales y recreativos dentro y fuera de la isla.

Con el fin de mantenerlo actualizado, este Plan se revisa cada 15 años aproximadamente, tomando en cuenta los cambios ecológicos y socioeconómicos que van ocurriendo a nivel local, regional y global. El último Plan fue revisado en 1997. Nos toca ahora volver a hacerlo. Para ello, necesitamos tus ideas y tu colaboración. Queremos crear un entendimiento común del bosque entre TODOS y que éste se refleje en este nuevo plan.

¿Qué temas contiene el Plan de Manejo?

  • Adaptación a Cambio Climático
  • Historia y Cultura
  • Servicios Ecológicos
  • Condición socioeconómica
  • Infraestructura
  • Sistema de Carreteras
  • Recreación
  • Paisaje Escénico
  • Paisaje Ecológico
  • Corredores Ribereños
  • Agua, Suelo, Aire
  • Fauna, Flora

¿Cómo puedes colaborar en la revisión del Plan?

¡Todo el mundo puede colaborar con la revisión del Plan! Para obtener más información acerca de cómo unirte a esta iniciativa, visita nuestras páginas en el Internet, llama al 787.888.1880, o escríbenos a: miyunquemiplan@gmail.com, commentsyunqueplan@fs.fed.us

También nos encuentras en las redes sociales:

El Centro estableció un acuerdo de colaboración para participar en la revisión del Plan de Manejo del Bosque Nacional El Yunque en el que estaremos participando en diferentes áreas de trabajo para revisar la información integrada y que debe ser actualizada como parte de la actualización del Plan.

Además se estará trabajando en la coordinación de un dialogo con los residentes y dueños de terrenos al sur del bosque para considerar proyectos de conservación en la región. La participación ambiental individual puede ser entendida como un continuo de prácticas que van desde comportamientos pasivos, hasta el involucramiento pleno en actividades de liderato ambiental. Cómo participamos y nos involucramos en iniciativas ambientales, dependerá en gran medida de nuestras circunstancias, oportunidades e intereses, así como de nuestras experiencias previas, valores, conocimientos y disposiciones.