INICIATIVAS DE CONSERVACIÓN

¿Cómo vemos el paisaje de nuestra Isla?

El paisaje es un espacio en nuestro ambiente que ha sido modificado por el ser humano y que puede variar de escala donde existen componentes físicos, biológicos, sociales, culturales e históricos que interactúan en diferentes niveles estableciendo y demandando diferentes grados de usos. Vemos ese espacio como un área donde se requieren controles y prácticas de manejo responsable para su conservación y para la sustentabilidad de sus componentes. En ese espacio se relacionan componentes sociales, culturales, históricos y ambientales creando un territorio que todos compartimos. 

El Centro es dirigido por una Junta que considera y aprueba los proyectos de trabajo. El Centro utiliza recursos técnicos externos según se requieran especialistas para los proyectos. De interesar ser parte del banco de recursos técnicos del Centro puede enviar su resume por medio de la página de contacto.

Proyectos Pasados

ANÁLISIS CUENCA RÍO FAJARDO

Para conocer sobre esta iniciativa de conservación, presione aquí.

REFORESTACIÓN CUENCA RÍO ESPÍRITU SANTO

Este proyecto se desarrolló entre el 2010-2011 y buscaba la integración de los residentes en estrategias de conservación en zonas criticas con importancia por sus servicios ambientales y sociales para las comunidades circundantes.  La presentación incluida se enfoca en este proyecto pero puede ser base para proyectos similares en los que se logre un manejo de cuencas dentro del paisaje de Puerto Rico.

BOSQUE MODELO, BOSQUE DE LAS TIERRAS DE ADJUNTAS

EL CONCEPTO DE BOSQUE MODELO: La Red Internacional de Bosques Modelo define este concepto como un esquema que combina las necesidades sociales, culturales y económicas de las comunidades locales con la sostenibilidad a largo plazo de grandes paisajes en los que los bosques desempeñan un importante papel. Se trata de iniciativas de naturaleza voluntaria, conformadas por una amplia base que enlazan la silvicultura, investigación, agricultura, minería, actividades recreativas y otros valores e intereses  dentro de un paisaje en particular.  Los Bosques Modelo engloban tanto a las personas que derivan su sustento de los propios bosques y recursos asociados, así como a los árboles y los productos forestales; se trata de paisajes de bosques en plena actividad, granjas, áreas protegidas, ríos y pueblos.  En un Bosque Modelo representantes de las comunidades y actores de la región que se defina como Bosque Modelo, forman una asociación neutra con base en el siguiente objetivo: manejar sus propios recursos naturales de la manera que más les convenga a ellos de acuerdo con su historia, sus identidades económicas y culturales y de tal modo que no constituya un riesgo para las generaciones futuras.

Normalmente las metas se esfuerzan por armonizar las prioridades económicas con las no económicas y centrase, por ejemplo, en la educación, investigación o el desarrollo de indicadores de nivel local para monitorear el avance hacia las metas de la sustentabilidad dentro de sus respectivas áreas. Además, los socios del Bosque Modelo cumplen eficazmente la función de identificar oportunidades económicas que no se basen exclusivamente en la madera. En ese sentido, es mejor interpretar un Bosque Modelo como un proceso a largo plazo y no como un proyecto.

Los Bosques Modelo se distinguen por sus características únicas: la globalidad de sus enfoques, la escala de operaciones, el alcance de sus asociaciones, el nivel de política que pretenden ejercer y la importancia que le otorgan al trabajo en red.   Puerto Rico se integró en Red como parte de la Red Iberoamericana de Bosques Modelo en el 2007 cuando se afilió el paisaje establecido como el Bosque Modelo de las Tierras Adjuntas  que fue sometido por Casa Pueblo de Adjuntas.

Estrategias de conservación aplicadas en el Bosque Modelo

1.   Protección de área de alto rendimiento de producción de agua.

  • Delimitación de zonas de conservación en los cuerpos de agua:

        A. En los ríos, mantener franjas forestales de 50 metros.

        B. En las quebradas, mantener franjas forestales de 10 metros.

        C. En los embalses dentro de la región de manejo, mantener franjas forestales de 50 metros.

        D. Se desarrolla un programa de pago por servicios ambientales dirigidos al agua.

2. Desarrollar un programa de educación ambiental, dirigido a la población escolar y otras instituciones.

  • Casa Pueblo instituyó el Instituto Comunitario de Biodiversidad y Cultura (ICBC) en 2003.
  • El proyecto Bosque Escuela Ariel Massol Deyá comienza en 2010 y utiliza el Bosque de la Olimpia como salón de clases en programas guiados y coordinados con las escuelas de la región.

3. Integración agrícola en el manejo regional.

  • Apoyo de mercadeo con mercados agrícolas desarrollados por Casa Pueblo
  • Integración de investigadores para trabajar en control de plagas como la broca del café
  • Desarrollo de un proyecto de agroforestería análoga para las franjas de conservación establecidas en el  Plan.

4. Biodiversidad. Casa Pueblo presentará estrategias de manejo a nivel de paisaje para aplicar las disposiciones de  Ley que establece un corredor biológico entre las áreas protegidas de la región (Ley Núm. 14 del 9 de enero de 1999).

© 2009-2015 CENTRO PARA LA CONSERVACIÓN DEL PAISAJE                       INICIO | SOBRE NOSOTROS | PARTICIPACIÓN CIUDADANA | MANEJO REGIONAL DEL PAISAJE | EDUCACIÓN AMBIENTAL